Libro electrónico, va en serio???

Ir abajo

Libro electrónico, va en serio??? Empty Libro electrónico, va en serio???

Mensaje  Admin el Mar Mayo 12, 2009 8:52 am

Aunque seguimos leyendo libros -como siempre- en papel, desde hace 20 años los hay ya en formato electrónico. Su éxito ha sido más bien escaso, pero en estos momentos hay una nueva hornada de aparatos. ¿Será este el empujón definitivo?

Hay algunas obras de la literatura universal duras de roer, de esas que producen molestias durante toda la tarde, insomnio nocturno y desasosiego diurno. Que se lo digan a Firmin, un ratoncito que se alimenta de los volúmenes que se apilan en el sótano de una librería de Boston. Allí nació, entre clásicos, y allí aprendió a leer mientras devoraba las páginas, sabrosas, de Nabokov y su Lolita,de Madox Ford y su buen soldado, de Dickens y de tantos otros.

Cómo es el lector de libros electrónicos

menos intermediarios entre tú y el lector". Ya hay quienes han colgado sus libros on line, como Stephen King, el popular autor de superventas de ciencia ficción, que el año pasado publicó una obra exclusivamente para los compradores del Kindle de Amazon. "El autor cortocircuitó a su editorial -opina Millán-, de igual forma que hizo el español Alberto Vázquez Figueroa (www.vazquezfigueroa.es), que ha puesto algunos de sus libros íntegros en la web para que se descarguen de forma gratuita".

Según el informe 'La lectura en España', el 93% de los poseedores de libros electrónicos son hombres jóvenes, de entre 25 y 45 años. El perfil es el de comprador de gadget que adquiere un libro electrónico igual que un iPod o una Blackberry. La mayoría tienen los conocimientos informáticos necesarios para adaptarse ellos mismos los archivos y mejorar su lectura en el e-book. No suelen hacer consultas, sino que leen. No obstante, apuntan los expertos, la aparición este año de aparatos de dimensiones más reducidas, que hacen que sea posible llevarlos en el bolso, seguramente habrá cambiado este perfil y se habrán incorporado más mujeres, aunque, de momento, no hay datos disponibles.

La galaxia Gutenberg anda algo revuelta. Hasta hace nada, parecía imposible que leer la última novela de Murakami o algún clásico de Shakespeare en una pantalla de seis pulgadas pudiera convertirse en algo habitual. Pero lo cierto es que la aparición de nuevos dispositivos está popularizando el libro electrónico, por lo que ya no nos extrañamos cuando oímos hablar de él ni nos sorprendemos si en el autobús alguien saca uno y se enfrasca en una novela. Y es que el libro electrónico se ha sumado a ese elenco de gadgets tecnológicos que despiertan el deseo de muchos y que pocos aún poseen. Dicen los expertos que incluso está cambiando la forma de leer y de escribir, de comprar y de vender literatura; y, de tal manera, que se ha convertido en el símbolo de la revolución que parece que comienza a vivir el mundo de la lectura.

Que el reader sea o no un éxito depende, en buena medida, de la adaptación tecnológica de las editoriales, que, por el momento, miran desde la barrera esta revolución. En Estados Unidos, donde está más avanzada, según datos del diario The New York Times, la venta de e-lectores se ha triplicado en el último año, en parte, porque hace tiempo que en aquel mercado circulan estos aparatejos y porque tienen a Amazon, el gigante de venta de ocio on line, que prevé vender 4,4 millones de readers en el 2010; además, comercializa el Kindle, un modelo que ha dado un buen empujón al negocio. Eso, sumado a la gran cantidad de títulos electrónicos de que dispone esta macrotienda y otras como Ereader.com o Fictionwise.com, explica el éxito de este gadget en aquel país.

En España vamos algo más retrasados, aunque en comparación con países como Francia, Alemania o Italia no estamos nada mal. Las empresas fabricantes de readers en nuestro país pueden contarse con los dedos de una mano -entre ellas, hay una granadina, la Grammata, que comercializa Papyre- y hace muy poco que se comercializan contenidos. Leer-e fue la primera que puso a la venta dispositivos de lectura en el 2006; un año más tarde, vendieron unos 300 y eso que entonces sólo había un modelo. En el 2008, esa cantidad se había multiplicado por 10. Ahora, distribuyen prácticamente todos los modelos que existen en el mercado a través de su portal Apolo XXI (www.apoloxxi.com), así como una gran variedad de títulos (www.leer-e.es).

"Donde España sí se ha quedado atrás es en la producción de contenidos. Las editoriales no publican libros en formato electrónico", afirma Ignacio Latasa, de Leer-e. Y eso, coinciden en señalar los expertos, ocurre por varios motivos: el primero, que las editoriales no saben muy bien cómo hacerlo: la nueva situación requiere que se reorganizacen y después de tantos siglos siguiendo un mismo modelo de negocio que poco ha cambiando, les cuesta. "Por el momento, estamos estudiando la situación en España para poder actuar en el momento que lo creamos conveniente", explica precavido Jorge Herralde, director editorial de Anagrama.

Otras editoriales lo tienen muy claro, como afirma Jordi Nadal, editor fundador, además de autor, de Plataforma Editorial, "por supuesto que nos lanzaremos a publicar títulos electrónicos, pero cuando existan todos los canales y los medios necesarios, y los readers estén lo suficientemente presentes en España". Aunque, opina Nadal, "resulta divertido que uno se plantee si tener o no libro electrónico en España cuando no existe Amazon España a pesar de que somos la segunda lengua más hablada. Algo pasa. El mundo del libro español tiene muchos problemas más importantes que el libro electrónico

Y mientras las editoriales esperan, los lectores reclaman. "Hay demanda de contenidos electrónicos -opina Latasa-. De hecho, la venta de readers es muy alta en comparación con los contenidos que hay. Y seguramente, el hecho de que no haya más material disponible también echa para atrás a mucha gente. ¿Para qué se van a comprar un lector si no van a tener con qué llenarlo?". Vamos, una pescadilla que se muerde la cola.

Hay otro problema: los derechos, porque los de los libros electrónicos no los poseen las editoriales, sino los autores y sus agentes. Para el escri menos intermediarios entre tú y el lector". Ya hay quienes han colgado sus libros on line, como Stephen King, el popular autor de superventas de ciencia ficción, que el año pasado publicó una obra exclusivamente para los compradores del Kindle de Amazon. "El autor cortocircuitó a su editorial -opina Millán-, de igual forma que hizo el español Alberto Vázquez Figueroa (www.vazquezfigueroa.es), que ha puesto algunos de sus libros íntegros en la web para que se descarguen de forma gratuita".

Pero entonces, ¿es el principio del fin del papel? Pues, a pesar de todo, parece ser que no. Los fetichistas amantes del -buen- papel pueden respirar aliviados. De hecho, según el estudio Digitalización del libro en España,realizado por Dosdoce. com y la red social Ediciona, sólo un 15% de los profesionales del sector opina que los libros electrónicos llegarán a imponerse a los de papel. Millán lo tiene claro: "En productos como guías de viaje, manuales, diccionarios, la versión electrónica desbancará a la tradicional". También en otro tipo de literatura, como documentos, informes o libros de bolsillo, considera Alonso Cano, responsable de marketing de Grammata. Para otros contenidos, seguiremos prefiriendo la celulosa. "Es lo mismo que ocurre con los vinilos y el mp3 -compara Ignacio Latasa-. ¿Tienes tocadiscos? Sí. ¿Te gusta oír los discos en vinilo? Sí, porque se oyen mejor, ¿no?, con más calidad, pero no te los puedes llevar por la calle ni escucharlos. Con los libros pasa igual; algunos te los llevarás en formato electrónico para leerlos en el metro y otros te los comprarás en una edición buena para tenerlos en casa. No son modelos excluyentes, sino complementarios".

Una de las razones que pueden hacer que el lector opte por un título electrónico será el precio, entre un 25% y un 30% más barato, así como el hecho de poder acceder a cualquier libro desde cualquier lugar del planeta. Las librerías tradicionales, como esa en la que vive Firmin, el simpático roedor con el que empezábamos este reportaje, a su vez, tendrán que reciclarse o morir. Algunas, de hecho, ya han empezado y venden, en colaboración con Leer-e. com, una especie de códigos de barras que pueden canjearse en internet por un título.

El libro electrónico afecta también a la manera como se lee y como se escribe. Algo así ya ha pasado en Japón, donde el año pasado el libro más vendido fue una novela escrita para teléfono móvil. "Es una cuestión también generacional -opina Santiago Roncagliolo-. Los chicos ahora crecen frente a la pantalla y para ellos es una superficie más natural, así que al incorporarse al mercado, comprarán mucho menos papel".

También será para los escritores que no consiguen publicar por canales tradicionales, y que puede que lo consigan con el formato electrónico. El éxito se podrá medir en función de cuánta gente se baja su obra. "Si mucha gente se descarga un libro, quizás entonces una editorial se interese y quiera publicarlo en papel", opina Alonso, de Grammata. Ay, si Gutenberg levantara la cabeza…

Los bibliotecarios son uno de los gremios que más se resisten a la introducción del libro electrónico. Aunque ya hay quienes han comenzado a ver los beneficios de esta tecnología y han comenzado a incluir y a incorporar títulos en formato digital. Es el caso de la Biblioteca Rector Gabriel Ferraté, de la UPC, que ha puesto en marcha un servicio de préstamo de lectores de libros electrónicos (bibliotecnica.upc.es/bib160). Los usuarios de esta biblioteca pueden reservar y llevarse en préstamo un reader cargado de e-libros como harían con un libro convencional. En Nueva York, la New York Public Library ofrece libros electrónicos y archivos digitales en distintos formatos que pueden descargarse y leerse por un tiempo determinado; también grabaciones sonoras y otros archivos multimedia.
Admin
Admin
Admin

Fecha de inscripción : 06/05/2009
Edad : 51
Localización : madrid

https://foroloco.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Libro electrónico, va en serio??? Empty Re: Libro electrónico, va en serio???

Mensaje  Sashe el Sáb Nov 14, 2009 5:36 pm

Yo siempre he pensado que como un libro en papel, ninguno... el olor de las hojas, el tacto... nose... siempre me han encantado!!
Ahora toco lo que inventan es tecnología .. es como todo, ya existen los e-mails, no esas cartas que recibias en el buzón de tu domicilio escritas de puño y letra!!!
Ahora los libros electrónicos, que no digo que no vaya a funcionar , claro que si, pero me da a mi que serán como los cd's ... mucha pirateria y todo esto...
Y no descarto que cuando los tengamos por aquí no dude en apuntarlo en mi lista de los Reyes Magos.
Sashe
Sashe
Usuario

Fecha de inscripción : 14/11/2009
Edad : 36

Volver arriba Ir abajo

Libro electrónico, va en serio??? Empty Re: Libro electrónico, va en serio???

Mensaje  Eingel el Sáb Nov 14, 2009 10:21 pm

Aunque no se puede comparar la lectura en papel ante un libro electrónico, y aunque el formato en papel seguirá siendo predominante durante muuuuuchos años, ya hemos vivido estos cambios mil veces y lo nuevo acaba imponiendose con el timpo

Lo digo yo, que al principio no queria el cd porque el vinilo era otra cosa, y que no queria escuchar mp3 porque el cd tiene mejor calidad y el mp3 no tiene portadas...

Parece que por fin la cosa se mueve. Y si empieza a moverse... pronto tendrá un peso importante.

Para los que llevamos toda la vida leyendo... nos gustará siempre más el papel. Pero en casa no hay sitio, es una aficion que sale cara, y es una oportunidad para que los más jóvenes lean.

No tengo lector, pero he visto alguna demostración en centro comercial, y la verdad es que su lectura es muy cómoda. Nada que ver con el PC

Eingel
Usuario

Fecha de inscripción : 14/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Libro electrónico, va en serio??? Empty Re: Libro electrónico, va en serio???

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.